Muy pocos serán…

Muy pocos peregrinos serán los que no han saboreado el pulpo por tierras gallegas.

Muy pocos serán los que no han saciado su sed y se han ayudado a empujar ese sabroso pulpo con un buen albariño.

Muy pocos serán los que no han terminado con una buena tarta de orujo.

Si hay un lugar donde poder hacer estas tres cosas, eso es en Melide. Desde el primer momento ya podemos observar que es un lugar de parada obligatoria. Mochilas amontonadas junto a bicicletas en la entradas a las pulperias. Bastones técnicos junto a tallados por el paso de los días se mezclan con los chubasqueros que descansan unas horas de la intensa lluvia gallega. Todo esto se junta con el olor a pulpo, pimentón, patatas cocidas …

Visto…

…y no visto

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s