Sobre el puente de la rabia

La mañana amanece muy fría como es normal en Roncesvalles. Nos abrigamos, preparamos nuestras “monturas” y ponemos rumbo a Estella, pero antes debemos de pasar por varios puntos importantes del camino, uno de ellos el puente que une Zubiri y da paso a miles de peregrinos.

Dice la historia que la construcción del puente entrañaba una maldición que impedía sus construcción. Cansados de muchos intentos deciden excavar en la roca que tenía que soportar el puente. Su sorpresa fue tal que encontraron los restos de Santa Quiteira, protectora de la rabia. Respecto al pilar central de nuestro querido puente de Zubiri, desde entonces hasta ahora ha ejercido su función sanadora de la rabia a lo largo de los siglos. Animales y humanos han curado o prevenido la enfermedad rodeándolo, y según se cuenta, no ha perdido su virtud taumatúrgica hasta el día de hoy.

Nosotros no podemos decir que nuestra finalidad allí fuera la de sanarnos, pero además de hacer un pequeño alto en el camino, queríamos ver con nuestros propios ojos tan famoso puente.

Al final nos dios cuenta que Carlos si que tenía rabia acumulada, la cual nos muestra sobre el puente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s