Mi homenaje para mi perra Luca

Este es mi homenaje para mi perra Luca, un perro de agua español que nos ha acompañado durante casi 14 años, siendo uno mas de la familia, regalándote ese cariño, esas alegrías y buenos momentos sin pedirte nada a cambio, solo con estar cerca notabas como era feliz.

No podía tampoco dejar de nombrar las tantas y tantas “peresicas” o “boteicas” como ella bien reconocía y tanto le gustaban. Nunca se olvidarán los buenos ratos que hemos pasado; rutas por el monte, en el barco (como buen perro de agua) y sobretodo en casa, son momentos que hacen que hoy apenas puedas seguir.

Tengo que reconocer, como también lo hizo el veterinario, que ha sido una perra muy fuerte, ya que desde que nos dijeron que tenía cáncer ha aguantado muchos meses. Ayer no pudo mas y nos dijo adiós para ir al “cielo de los perros”, donde seguro estará viéndonos alegrándose de todo lo que hemos pasado.

Es muy duro despedirse de tu mascota, pero hay que mirar el lado bueno, y este son sus hijos e hijas, los cuales nos acompañan y hacen que el recuerdo de Luca siga vivo.

Luca, descansa en paz!!

El cielo de los perros:

El Cielo de los Perros tiene todo lo que cualquier perrín o perrina pudiera desear para ser feliz. Hay un gran parque lleno de zonas verdes, árboles, farolas, pozos de arena, y un montón de sitios para olisquear y rebozarse. Siempre hace sol en un día estupendo, y hay muchos sitios con sombra y muchas fuentes con agua fresquita. Todos los perrinos están a sus anchas, correteando, jugando, ladrando. Hay lanzadores de pelotas y de palos que les lanzan las cosas siempre que quieren.

También hay un sitio, la entrada del parque, donde pueden ir a ver a sus dueños. Ellos no pueden meterse en el parque ni los perrinos pueden salir, hay una valla, pero los perrinos están contentos y felices sabiendo que sus papás están ahí viéndoles jugar.

Al otro extremo del parque hay una enooorme playa. Los perrinos pueden corretear por la arena, ir al agua o escapar de ella, revolcarse y hacer todo lo que les apetezca sin que nadie les diga nada. Siempre hay otros perros cerca para jugar o ladrarles. O las dos cosas.

Al atardecer los perrinos pueden ir a una gran casa que hay en un lateral del parque. Dentro hay comederos y bebederos siempre llenos, y dispensadores de chuches que pueden usar cuando quieran. También hay muuchas alfombras, sofás, cojines, ¡camas! donde pueden subirse, tumbarse y retozar a sus anchas. Pueden descansar, dormir y recuperarse. Al día siguiente les espera otra jornada llena de juegos y aventuras.

Al Cielo de los Perros es a donde van todos los perrinos y perrinas cuando nos dejan.
Y allí son muy felices.

 

Anuncios

Un pensamiento en “Mi homenaje para mi perra Luca

  1. Jo !!! como he llorado leyendo lo del cielo de los perros … Yo perdí a mi compañera hace 3 meses y todavía me duele su ausencia, hecho de menos tocarla … su olor … verla feliz jugando con palitos … escuchar sus insoportables ladridos … dar paseos con ella a mi lado. Aquí dejo esto que me encanta compartirlo con los que son perreros como yo: http://elidaguzman.blogspot.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s