El equipo español Hispania Racing “acabará una carrera muy pronto”

El director del equipo Hispania Racing Team, Colin Kolles, ha dicho que el objetivo que se plantea la escudería española para al Gran Premio de Australia, el próximo fin de semana, es “acabar la primera carrera en el Mundial” y que está “seguro de que eso lo vamos a hacer muy pronto”.

En declaraciones publicadas en la página web del equipo con sede en la Región de Murcia, el técnico rumano de origen alemán ha comentado que han “trabajado muy duro desde el estreno en Bahrein con Bridgestone, Cosworth y Xtrack para mejorar en la mecánica de los vehículos y hemos aprendido de nuestras primeras vueltas con el coche en el primer gran premio. Logramos reparar los daños sufridos en el de Karun Chandhok y nuestro objetivo es mejorar constantemente y terminar nuestra primera carrera”.

Los dos pilotos del equipo, el brasileño Bruno Senna y el indio Karun Chandhok, también se han mostrado optimistas

Según Kolles, “haber visto la forma en que llegamos juntos como un equipo y el compromiso que tuvimos en Bahrein me hace ver el potencial de la escudería”.

Los dos pilotos del equipo, el brasileño Bruno Senna y el indio Karun Chandhok, también se han mostrado optimistas ante la cita del próximo fin de semana en Melbourne.

Senna, quien hizo 18 vueltas en su debut mundialista, ha manifestado que “tenemos que seguir construyendo sobre lo que hemos logrado en Bahrein. Llegué pronto a Australia para aclimatarme a la diferencia horaria y yo ya conduje en la pista de Melbourne en 2006 en la categoría de F3, en la que además gané aquí. Ahora, tengo que trabajar con el equipo para continuar aprendiendo en Fórmula 1″.

Por su parte, Chandhok, quien sólo completó una vuelta en Bahrein, ha dicho que está muy entusiasmado con su segunda carrera de Fórmula Uno. “Nunca he pilotado en Melbourne, pero yo soy un alumno que aprende muy rápido y haber trabajado con el simulador me ayudará”.

“Nuestro siguiente paso con los ingenieros del equipo es hacer que el coche fiable para la carrera, y el secreto de una buena preparación de las carreras es completar tantas vueltas como sea posible el viernes para ver dónde estamos con el coche. Finalizar la carrera sería un logro fantástico y nos esforzaremos para intentar conseguirlo”, ha añadido.

Anuncios

UNA ORDEN QUE FACILITABA EL PASO A LOS PEREGRINOS

UNA ORDEN QUE FACILITABA EL PASO A LOS PEREGRINOS


Los Caballeros Templarios, igual que otras órdenes militares, tuvieron una fuerte presencia en la ruta jacobea.
Aunque la Orden de los Pobres Caballeros de Cristo o del Templo de Salomón se creó en Tierra Santa poco después de la Primera Cruzada, hacia el 1118, no tardó en extender su poder e influencia a territorios franceses, supuestamente su lugar de origen, y de la Península Ibérica, entre los que no podía faltar la ruta del Camino Francés a Santiago de Compostela, que en ese siglo XII comenzaba a despuntar como auténtico fenómeno de masas.
Dada su doble función «monacal y militar», el Temple se situó en la zona norte de España no sólo para «facilitar el paso de peregrinos», sino «para proteger a la cristiandad de posibles ataques de la morisma» y «para sus funciones religiosas y, en algunos casos, iniciáticas», según el escritor y periodista soriano Ángel Almazán de Gracia, delegado en Soria de la Sociedad de Estudios Templarios y Medievales Templespaña.
Fortalezas, iglesias, hospitales, casas, granjas, molinos… La orden se estableció de Oriente a Occidente de la península, Camino de Santiago y en otras zonas, gracias a las «donaciones», como afirma el también miembro de Templespaña Raúl Riesco Martínez en uno de los capítulos del libro ‘Codex Templi’ (El País-Aguilar), donde también deja constancia de la fuerte presencia templaria en el Camino Francés a su paso por la región.
Diversos historiadores e investigadores, entre ellos el propio Riesco, localizan, con la seguridad que permiten las fuentes relativas a una orden desaparecida hace casi 700 años, hasta una decena de enclaves del Temple en la región, entre los que destacan los de Villalcázar de Sirga (Palencia) y Ponferrada (León), las «mayores encomiendas templarias del Camino» junto a la de San Fiz de Ermo (Lugo), según Riesco.
Inicio. La ruta comenzaría en Villafranca Montes de Oca (Burgos), donde el historiador Juan García Atienza identifica en su libro ‘Los enclaves templarios’ (Martínez Roca) una granja que «fue casa y hospital de templarios», fundamentales para la protección de los peregrinos en unos montes en los que «se ocultaban numerosos bandidos». Al sur de la capital burgalesa, en Frandovínez, los Pobres Caballeros de Cristo también tenían posesiones, según escribe Javier Castán Lanaspa en su libro ‘Arquitectura templaria castellano-leonesa’ (Universidad de Valladolid).
Ya en la provincia de Palencia, Gonzalo Martínez localiza en ‘Los templarios en la Corona de Castilla’, un volumen basado en documentos que «no arrojan duda alguna», según Almazán, la iglesia de Santa María la Blanca de Villalcázar de Sirga, una construcción de 17 metros de altura en su interior y tres naves cistercienses, en la que «aparecen esculpidos los caballeros templarios, con sus mantos albos, cruces en gules y escudos», escribe Riesco Martínez.
En Palencia, Castán Lanaspa asigna al Temple el antiguo hospital de peregrinos de Támara de Campos y la iglesia de Santiago, en Carrión de los Condes. «El friso de su fachada recuerda sospechosamente al pórtico de Villalcázar», apunta Riesco, quien también reconoce como templario «un molino en la población, derruido en 1432». El último enclave de la provincia tiene un nombre inequívoco, Terradillos de Templarios, donde la orden de freires tuvo «heredades» donadas por Alfonso VIII en 1191.
Ponferrada. Bajo el dominio de la poderosa encomienda de Ponferrada (León) se encontraba la casa de Rabanal del Camino, primera parada leonesa de una ruta que tuvo su centro neurálgico en la citada fortaleza berciana, con su triple muralla, muy del gusto templario, y sus doce torres, que diversos investigadores identifican con las siluetas de las constelaciones zodiacales. Por esta razón, el castillo podría considerarse un gran observatorio astronómico.
La iglesia de San Juan de San Fiz, a las afueras de Villafranca del Bierzo, también perteneció a los Pobres Caballeros, según García Atienza, así como la iglesia de San Fiz do Seo, consagrada a San Pelayo y la Virgen de los Dolores. «Tanto dominio a las puertas de Santiago, en la última concentración urbana, junto a Villafranca, testimonia el control y protección de los templarios en el Camino», puntualiza Raúl Riesco Martínez.
Así, y como recalca Ángel Almazán de Gracia, «hubo otras órdenes militares que tuvieron mayor dedicación a atender a los peregrinos que los templarios en Castilla y León, como la famosa Orden de Santiago», con hospitales en Villalcázar de Sirga, Santa María de las Tiendas (Palencia), San Marcos, en León, y su hospital dependiente de San Miguel del Camino; «los Sanjuanistas u Orden de los Hospitalarios de San Juan», conocida posteriormente como Orden de Malta; y «los conventos cluniacenses y cistercienses», que igualmente asistieron a los romeros.

Logotipo final que representará a mi hermano en el Marathon des Sables 2010



Marathon des SablesEl MARATHON DES SABLES es una de las carreras de larga distancia más duras del mundo. Durante seis días, los participantes deben recorrer 245 kilómetros de desierto del Sáhara marroquí, con etapas de 20 hasta 70 kilómetros. Por si fuera poco, los corredores deben sufrir temperaturas que rozan los 50º y cargar su equipo y comida para toda la prueba.

Después de 24 ediciones, el MARATHON DES SABLES se ha convertido en emblema de superación para deportistas de todo el mundo, que sueñan con participar en un auténtico reto deportivo salpicado de osadía, compañerismo y aventura.

Dos corredores dandose la mano en la MDS

El MARATHON DES SABLES es una carrera a pie, por etapas, en autosuficiencia alimenticia y en libertad de ritmo sobre una distancia de 240 Km. aproximadamente, con la obligación para cada participante de cargar su equipo que incluye la comida y el material obligatorio. Es una prueba deportiva, pero sobre todo es un reto personal, una lucha contra el calor, la distancia, la arena del desierto y la mente.

El MDS se desarrolla es el Sahara sud-Marroquí. Es una prueba de siete días de duración durante los cuales se disputan seis etapas. Durante los siete días cada corredor debe ser autosuficiente. Cada uno debe cargar su comida y todo aquello que necesite o crea que puede necesitar a lo largo de los 240 Km. Mochila, saco de dormir, gorra etc. se convierten en compañeros inseparables durante una semana. El kilometraje de las etapas es aproximadamente el siguiente: 1ª 28Km, 2ª 34Km, 3ª 38Km, 4ª 80Km, 5ª 42Km, 6ª 20km. El terreno es desértico variado, piedras, zonas de antiguos lagos secos y sobre todo dunas de arena.

Campamento MDS

Vivir en el desierto, enfrentarnos a nuestros miedos, prisas y sueños en un entorno inhóspito y a la vez mágico donde lo único que importa es cada paso y finalizar la etapa para llegar al campamento y volver a encontrar a los amigos. Este sentimiento podría definir al Marathon des Sables, la carrera pionera que se celebra ininterrumpidamente desde 1985 y en la que se han inspirado todas las demás pruebas desérticas.Recorrido  primera etapa MDS

El Marathon des Sables es una de las carreras más exigentes del mundo, el reto de muchos atletas de élite y de otros que, sin poseer una forma física excelente, quieren probarse a si mismos en una lucha donde lo más importante no son las piernas, sino la voluntad y el tesón para seguir adelante.

Siete días y seis etapas definen este recorrido que aumenta progresivamente la distancia a recorrer cada día, atravesando las mayores dunas del Sahara y llanuras interminables de desierto.

Patrick Bauer es el alma mater, su creador y director. Su buen hacer y su experiencia se plasman en una organización perfecta. Atlantide Organisation Internationale lo tiene todo bajo control: más de 300 personas de organización se distribuyen el trabajo diario. Es como una pequeña ciudad itinerante. Más de 50 médicos supervisan y cuidan constantemente a los corredores, dos helicópteros sobrevuelan el recorrido, los 100 vehículos de organización patrullan permanentemente cerca de los participantes, un equipo se encarga de montar y desmontar el campamento y hasta un camión incinerador de basuras sigue la competición para que el desierto regrese a lo normalidad después de el paso de los corredores.

Aquí os dejo el diseño realizado por mi para representar esta dura carrera, espero que os guste.