Los Urrutias – Almería (Etapa 2ª)

Son muchos los pensamientos después de decidir descansar en un hostal y no en la playa como teníamos preparado. Son mas de las 9 de la mañana y aun nos hacemos los remolones en nuestras camas, cuesta levantarse después del esfuerzo realizado el día anterior. Dejamos el hotel Carlos III, nos aprovisionamos de mucho liquido y comenzamos a salir de Aguilas por la costa rumbo a Carboneras, nuestra primera intención de final de etapa.

Los primeros kilómetros transcurren por la nacional pegada a la costa en lo que es un continuo sube baja, pasando por numerosas calas de agua cristalina.

20110903-120852.jpg

Poco a poco nos vamos dando cuenta de la cantidad de kilómetros que vamos realizando mas cuando entramos en la provincia de Almería. Por un momento nos olvidamos del tiempo y sentimos que el único transporte son nuestras piernas y vemos como se disfrutan mucho mas cada kilometro. Poco a poco nos vamos acercando a nuestro destino pero siempre disfrutando al máximo.

Nuestra primera parada del día la hacemos en el pequeño pueblo de Villaricos, antiguo pueblo de pescadores que actualmente vive del turismo casi en su totalidad de extranjeros. Este lugar siempre tendrá guardados grandes recuerdos, ya que fue donde pasé una gran noche en mi viaje en velero por el Mediterraneo.

Reponemos fuerzas y salimos rumbo a Garrucha, pero antes, el camino nos guarda una sorpresa. Son las 2 de la tarde, cae un sol de justicia y como merecido premio nos encontramos de frente con el parque acuático de Vera, un lugar para disfrutar del agua y pasar las duras horas del sol. Después de negociar con las chicas de la entrada donde poder dejar nuestras bicis, pasamos mas de 2 horas disfrutando como niños de todas las atracciones. Estos momentos hacen que este viaje no solo sea una ruta de bicicleta donde nos castigamos y sufrimos, sino que aprovechamos cada pequeño instante.

20110903-122803.jpg

Salimos del parque acuático y los dos coincidimos en el mismo comentario: “Nos ha dado la vida”, esa es la sensación después de mas de 2 horas disfrutando del agua. Seguimos pedaleando para llegar a Garrucha, mitad del camino programado para hoy. Ya podemos ver a lo lejos Mojacar, conocido por todos por su turismo, hoteles, resort y como no, sus locales nocturnos, nada comparado con la belleza del pueblo de Mojacar, situado en lo alto de un monte y siempre imponente y vigilando el otro Mojacar. Pedaleamos junto a su playa y sus muchísimos bares, restaurantes, tiendas, bancos… lo que quiere decir la cantidad de gente que se mueve por aquí. Para nosotros no es lugar de mucho interés por lo que decidimos continuar ajenos a lo que nos espera.
El sol continua pegando de lo lindo y en nuestra temeridad de continuar nos quedamos sin apenas agua en medio de la nada, por lo que como buenos viajeros tenemos que solicitar la caridad de una buena mujer para que nos de un poco de agua. Solo quedan 13km para Carboneras, pero antes tenemos que subir a lo alto del parque natural de cabo de gata, donde observaremos un desastre ecológico por la corrupción inmobiliaria.

Poco a poco y con un viento de cara que apunto estuvo dos veces de tirarnos de la bici, coronamos la subida del algarrobico, la entrada al parque natural de cabo de gata, cada vez estamos mas cerca del final.

20110903-124418.jpg

20110903-124537.jpg

Desde lo alto ya podemos ver lo que fue un intento de construir un gran complejo hotelero en medio de un parque natural y protegido. Como todos, nos hacemos la pregunta de como se permitió empezar la obra y que esta fuera paralizada a escasas semanas de la inauguración.

20110903-010401.jpg

Al fondo, las torres de lo que antes fueron grande fabricas de extracción de carbon, de ahí el nombre de Carboneras. Actualmente sigue manteniendo su gran puerto donde multitud de buques cargan cemento o minerales. Junto a el, una gran central termina nos despide en nuestro paso por Carboneras y ahora ponemos rumbo a Aguamarga, un pequeño pueblo enclavado entre dos grandes montes, lo que le resguarda del fuerte viento. Al igual que hiciéramos en Aguilas, nos decidimos por un pequeño hotel con los detalles de un grande.

Etapa 2ª
Aguilas – Aguamarga
73km

Los Urrutias – Almería en bicicleta (1ªEtapa)

Son las 7 de la mañana y comienza para mi la segunda vez que realizo esta ruta por las costas de Almería y de Murcia, pero esta vez desde mi casa y acompañado por mi amigo Carlos. Nuestro punto de partida, Los Urrutias donde ponemos rumbo como final de etapa Aguilas, a mas de 90km. Las primeras pedaladas de la mañana nos llevan a Cartagena donde pasamos de largo para no entretenernos y así pasar el mal trago de las cuestas del “cedacero” sin el sol en lo alto.
Llegamos a Isla Plana, apenas a unos kilómetros de Mazarrón y decidimos tomarnos el primer respiro, primero con un buen baño y segundo con un buen aperitivo acompañado de dos buenas jarras de cerveza.

20110831-052106.jpg
El propósito de nuestra ruta es de poder disfrutar de estos momentos en un medio de transporte que hace disfrutar verdaderamente del tiempo, donde el reloj es lo ultimo que te preocupa y solo hace caso de la posición del sol y de tu cuerpo. Comienzan las horas de intenso calor, por lo que decidimos ir a Bolnuevo y así poder comer, descansar y bañarnos en sus magnificas calas. No podemos dejar pasar la oportunidad de ver las formaciones características producidas en la roca por años de erosión.

20110831-052824.jpg
Llegamos a Bolnuevo sabiendo que después tendremos que retroceder para poner de nuevo rumbo a Mazarrón. De todas las calas de la zona elegimos un acantilado donde poco a poco el sol se esconde sobre nosotros para proporcionarnos una buena sombra que nos dejara descansar sobre nuestras esterillas. Dos horas después, tras un siesta intentando acoplar nuestra espalda, luchar contra las moscas y con la sal pegada decidimos buscar una ducha para poder seguir en condiciones.

Por delante nos quedan mas de 30km donde recordaba pero en sentido contrario un pequeño puerto que teniendo en cuenta las horas que son, se nos iba a hacer duro. La mayor parte del camino transcurre por la Nacional donde pasamos por multitud de poblaciones y una de ellas se nos quedo grabada, “Ramonetes”, no solo por ser la puerta de la ascensión si no por su curioso nombre, el cual nos hizo pensar el porque. Tras alcanzar la parte alta, ya podíamos ver toda la Marina de Cabo Cope, un lugar de gran valor ecológico que ha sido portada muchas veces por el interés de hacer un gran Resort sin importar tan bello lugar.
Durante el camino teníamos que aprovechar cualquier lugar para poder descansar y no hay mejor que un buen túnel de carretera secundaria, donde la diferencia de temperatura era muy alta respecto a la de fuera, una lugar genial para comer algo y reponer.

20110831-092738.jpg
Después de mas de 10 horas de bicicleta y pasando por Calabardina, bonito pueblo al reguardo de Cabo Cope, llegamos a Aguilas. Una prioridad para nosotros es una buena ducha y que mejor lugar que preguntar al marinero del club náutico, el cual accede encantado a dejarnos utilizar las instalaciones, todo un gesto por su parte.

20110831-093122.jpg
Duchados y aseados, lo siguiente es una buena cena que nos recupere algo de todo el esfuerzo del día y una buena pizza es la elección antes de buscar un lugar donde dormir. Esperando hasta la madurases para poder tener un mejor lugar donde acampar, nos dirigimos por el paseo marítimo hasta el final de Aguilas, buscando una playa tranquila o una cala pero en vez de eso nos encontramos con las típicas zonas de botelleo o arrumacos lo que hace que tengamos que cambiar la ubicación. Ya son casi las 2:00 de la mañana y después de varios intentos (es verano) decidimos optar por una pensión, donde seguro descansaremos para afrontar los kilómetros del día siguiente con fuerzas.

Etapa 1ª: 95km
Los Urrutias – Aguilas

Fin do mondo

Fin do mondo, así es como llaman al Cabo de San Vicente, la barbilla de la península ibérica. Ese fue nuestro destino de hoy pero antes tuvimos tiempo de realizar en barca un visita por las grutas de Punta da Piedade.

20110618-120626.jpg

Como ya dije en la anterior entrada, por demanda de turismo, muchos pescadores se han reformado para dejar a un lado el arte de la pesca para transportar turistas que como nosotros estamos ansiosos de ver las formaciones casi escultoricas que se pueden apreciar. Formas que para muchos son simples piedras calcarias, pero que estos graciosos pescadores las saben transformar en cavernas, camellos, elefantes, submarinos o incluso en el mismísimo General de Gaulle.

20110618-121156.jpg
Elefante o Mamut

20110618-121300.jpg
El gorila o King Kong

20110618-121356.jpg
El monstruo

Así de esta manera muchas mas formas son las que componen esta maravilla de formaciones.

Retomamos nuestra ruta camino al Cabo de San Vicente o el fin do mondo. Tras 20 km, los que separan Lagos de Sagres, seguimos la carretera que une esta localidad con el faro, una pequeña punta saliente de la tierra rodeada de acantilados castigados por las olas y por el fortísimo viento que nos saluda a nuestra llegada.

20110618-122024.jpg

En ambos lados del faro, inmensos acantilados hacen de muro contra el fuerte oleaje que apenas deja espacio para disfrutar de tan bella zona. Uno de esos espacios es la Praia do Beliche, cala por la que como todas accedemos por unas pronunciadas escaleras para llegar una pequeña playa que se adentra en los acantilados ideal para el surf, por la cantidad de surferos y las grandes olas que llegan a la orilla.

20110618-122821.jpg

El día va terminando como nuestras vacaciones, pero aun tenemos tiempo para visitar un pequeño pueblo que aun mantiene ese encanto de pueblo de pescadores que al igual que Carvoeiro, esta sabiendo mantener a raya el turismo.

20110618-123107.jpg

Dejamos Burgau para aprovechar la tarde en una de las playas de Lagos que nos quedaba, la Praia de doña Ana. Una pequeña cala de aguas muy tranquilas y donde se amontonan las hamacas, toallas y sombrillas por el poco solo que aun las altas paredes de la cala dejan llegar.

20110618-123342.jpg

20110618-123514.jpg

Como “colofón” para nuestras vacaciones nos dirigimos a Alvor, mas concretamente a la Praia dos tres irmaos, donde por recomendación de mi amiga peregrina Elena nos disponemos a cenar el restaurante Caniço. Para nuestra sorpresa al entrar, nos dicen que esta cerrado ya que se celebra una boda….. Mi cara lo dice todo. No podemos hacer otra cosa que volver y cenar en uno de los restaurantes de Alvor no menos buenos que el primero.

Mañana pondremos rumbo a Murcia, mas concretamente a Los Urrutias, donde espero recuperarme de mi mano escayolada y así poder retomar la temporada de voley y estar a punto para la segunda parte de mis vacaciones.
Estas han sido unas vacaciones deferentes en lo que a mi se refiere, acostumbrado a sufrir, ya sea a pie o en bici, en Santiago, por Europa, Marruecos o Turquía. Como adelanto decir que pedaleare por Ibiza en agosto o volveré a Marruecos al Transatlas en octubre con mis amigos de Alventus.

Muchas gracias a todos los que os han gustado nuestras experiencias vividas por el Algarve.

Boa noite!!

Carvoeiro, Praia Albandeira, Portimao y Punta da Piedade

Nuestro segundo día en el Algarve comienza con el listón alto de la Praia do Camilo o Praia doña Ana. Ponemos rumbo al pueblo de Carvoeiro, donde según las guías es un pequeño pueblo pesquero donde aun no ha llegado el turismo asfixiante. Creo que deberían revisar estas guías, ya que el pueblo esta asediado de hoteles y urbanizaciones dejando lo poco que queda de típico de este bonito pueblo pegado a la playa. Digo bonito pueblo porque he de reconocer que han sabido mantener el encanto y su tradición de pueblo de pescadores de forma muy correcta. Lo apreciamos en sus pequeñas y coloristas casas pegadas a su cala encajonada en los acantilados donde antiguamente sus barcos tuneados en multitud de colores traerían multitud de pescados de todo tipo. Con la demanda de turismo, la gran mayoría a pasado a formar parte de una flota de barcos que te pasean por los acantilados y así poder disfrutar de esos rincones mas escondidos.

20110617-122212.jpg

20110617-122237.jpg

Dejamos Carvoeiro para disfrutar de una pequeña cala muy poco conocida y la cual encontré tras muchas visitas a foros en la web, esta cala se llama Praia de Albandeira. Llegamos a ella por una pequeña carretera que finaliza en un parking donde apenas hay 5 coches, esto ya nos dice algo. Nos encontramos con una pequeña playa de agua cristalina, excepcional para el buceo y sobretodo para disfrutar del agua tranquila y fría, pero es de esas playas que esconde un lado misterioso, ya que por una de sus grutas accedes a otra parte de la playa donde formaciones rocosas hacen mas impresionante la playa.

20110617-123023.jpg

20110617-123051.jpg

Otra vez vuelta y vuelta pero esta vez las vueltas con mas protección, ya que el sol estaba pegando de lo lindo, decidimos dejar la playa para visitar otra mas conocida y concurrida, la Praia da Rochas de Portimao.

20110617-123310.jpg

Esta es una de las playas mas conocidas del Algarve, por el turismo de la zona, por su belleza y sobretodo por sus instalaciones. Ademas de esto, la playa esta salpicada por formaciones que nos dicen donde estaba antes la línea de playa, algunas de ellas a mas de 100 metros de distancia.

20110617-123626.jpg

Como colofón del nuestro segundo día en el Algarve “decidimos” visitar una de las zonas mas visitadas y espectaculares de Lagos y todo el Algarve, Punta da Piedade. La zona es en el cabo de Lagos donde el paso del tiempo pero sobretodo el mar y el viento han esculpido formaciones como si de un decorado se tratase. Aunque suene mal, pienso que son formaciones efímeras, ya que el tiempo y el mar pedirán como suyo esa zona y poco a poco se irán “comiendo” esas bonitas formaciones.

20110617-124115.jpg

20110617-124143.jpg

Esta visita es solo la primera parte, ya que para mañana tenemos previsto coger una de las barcas que te acercan a las zonas donde estas son el único media para poder ver las cuevas y grutas de la zona.

20110617-124406.jpg

Termina este completo y gratificante día acompañado de unos mejillones a la vinagreta, almejas con salsa de ajo y vino y unos montaditos de sardinas.

Boa noite!

El Rocío, Faro y Lagos (2ª Parte)

Amanecemos en la aldea con un sol de justicia y ponemos rumbo a Portugal, mas concretamente a el Algarve. Nuestra primera para será en su “capital” Faro donde pasearemos por sus calles de la antigua fortaleza para después comer lo que siempre recomiendan por aquí, su buen pescado.

20110616-072234.jpg

Con el cuerpo recuperado retomamos la carretera otra vez para llegar esta vez si a nuestro “centro de mando”, Lagos, pequeño pueblo y mas alejado de todo el Algarve, el cual te lo venden como semi-turístico. Esta vez será una Villa justo pegada a las calas y sobretodo a Punta da Piedade. Dejamos las maletas, vemos el apartamento y salinos hacia una de sus playas, que he de decir que fue previamente escogida gracias a Google earth, al cual le eche muchas horas mías y de mi trabajo.

20110616-072745.jpg

Para acceder esta pequeña cala hay que bajar unas largas escaleras de madera pero que al final merecen la pena. Una pequeña playa casi fortificada de los vientos y el oleaje por unos grandes acantilados hacen que se un lugar especial para pasar la tarde y el día. Tengo que reconocer que al poner el pie en el agua salieron de mi unos gritos casi afeminados por la temperatura del agua. Nosotros estamos acostumbrados a una temperatura suave como es la del Mar Menor, como bien decía mi novia, “esto es buenísimo para la circulación”. Pues a mi parecía que mis pies entraban en cangrena. Exageraciones a parte, una vez dentro el agua es perfecta, hacia mucho tiempo que no disfrutaba de un buen baño y solo es el primero.

20110616-073347.jpg

Para terminar el día y la noche decidimos adentrarnos en Lagos y visitar su calle mas famosa donde tiendas de decoración y restaurantes se mezclan con locales típicos ingleses. Para ser las fechas que son, había mucha gente por todas partes, restaurantes, paseando… Tiene el aspecto de una ciudad muy bohemia. Como buena recomendación no podemos dejar de comer pescado en el restaurante Impero do Mar o como dice mi amigo Pruden, El imperio del Mal.

20110616-073918.jpg

Acaba aquí nuestro segundo día de vacaciones, el primero por el Algarve.

Boa tarde!!

El Rocío, Faro y Lagos (1ª Parte)

Lo que tiene la falta de sueño es que me da por escribir y eso es lo que quiero hacer, poder relataros los dos primeros días de nuestras vacaciones por el sur de la península, mas concretamente por Huelva y el Algarve.

Ayer martes llegábamos a la aldea del Rocío, mientras todo el mundo iba en dirección contraria en sus carros, tractores y caballos después de disfrutar su semana, la semana del
Rocío.

20110616-010739.jpg

Solo con ver el estado de la aldea puedes imaginarte la cantidad de gente que se agolpa tras la iglesia y alrededores de la aldea. Hay una frase que dice: “mata al Rocío y salvaras Doñana”. Yo nunca he vivido el Rocío y seguro que para muchos será un peregrinaje pero para la gran mayoría es una semana de baile, fiesta y alcohol. Es muchísima la suciedad que se agolpa a las orillas de la laguna de Doñana que baña el Rocío, laguna frecuentada por caballos y multitud de aves que miraran asombrados la fiesta.

20110616-010633.jpg

Después de mi pequeña queja, tengo que decir que la aldea ha sabido conservarse con el paso de los años y romerías, sobretodo viendo y recorriendo sus muchas calles de arena de duna, donde se respira aires flamencos con una mezcla forajida.
Nuestro hotel se situaba en la orilla de una de las lagunas de Doñana, repleta de flamencos rosas, como el nombre de nuestra habitación, y de caballos salvajes ademas de numerosas aves que no sabría identificar.

20110616-011344.jpg

Salimos de la aldea rumbo a Matalascañas donde visitaremos la playa de Mazagón. El acceso elegido transcurre por un sendero de madera de mas de 1km por dunas rodeadas de pinos y pequeño matorral, solo la caminata ya merece la pena.

20110616-011647.jpg

Llegamos a la playa y podemos comprobar la inmensidad de la misma, que va desde Matalascañas hasta Huelva, pasando antes por una zona llamada “Playa de rompeculos”, la cual no me da mucha seguridad. Suponemos que será por las fechas pero vivimos momentos muy tranquilos también por la cantidad de espacio para poder repartirse.

20110616-012344.jpg

Vuelta y vuelta para ir cogiendo color y volvemos de camino a la aldea para poder ducharnos y salir por Almonte. En esta pequeña localidad buscamos un pequeño bar para poder comer un poco de “pescaito”, del cual aun ahora me acuerdo, uhmmmm!! La casualidad fue que en su Plaza de la Virgen del Rocío aun faltaba por llegar su patrona a la iglesia, por lo que el revuelo de fervientes seguidores se arremolinaban frente a la iglesia para recibiría con una saeta que pone los pelos de punta. Un buen final para el primer día.

Mañana mas…

Boa noite!!

¿Volverá a ser lo mismo Marrakech?

Marrakech es más una ciudad de colores, sonidos y olores. Las laberínticas calles del zoco son todo un asalto a los sentidos y pueden llegar a resultar frustrantes para más de un viajero. Marrakech no es una ciudad para visitar con prisas. Sin embargo, la zona de la medina es sorprendentemente compacta y parte del encanto reside en caminar por las calles sin saber qué sorpresa depara el paso siguiente.

Después de visitarla en dos ocasiones y con un tercera visita pendiente, ayer nos sorprendimos con la noticia del atentado sufrido en su concurrida plaza Djema El Fnaa, patrimonio de la humanidad. Al ver todas las noticias, leer los artículos, me hago la pregunta, ¿volverá a ser lo mismo?. Para el que no ha estado en Marrakech, o mas concretamente en su plaza, decir que es el corazón turístico, donde se juntan turistas, vendedores y pícaros.

Mi primera visita a Marrakech 2007


Una vez que te adentras en las callejuelas del zoco, te trasladas a la edad media, donde pequeños comerciantes se agolpan en las calles, con sus mercancías de todo tipo intentan ofrecerte su mejor producto. Su forma de vida es el regateo, no podrás comprar nada sin regatear y siempre hay que tener claro que ellos son mas listos que tu, su vida depende de eso.


Para sentir las sensaciones que de verdad hacen que esta sea una de mis ciudades favoritas, yo recomiendo olvidar los tenderetes de la plaza y como decía anteriormente, debemos de adentrarnos en las profundidades del zoco y dejar a un lado los vendedores de turistas. Es muy recomendable ver los muchos artesanos que se esconden en cada rincón, donde por una pequeña compra podrás compartir un té o una pequeña charla (la mayoría habla perfectamente castellano).

¿Que sería de esta sin los aguadores?, aunque su oficio está perdido, los podrás encontrar en la plaza, así como encantadores de serpientes, pero lo más sorprendente ocurre al atardecer, cuando multitud de personas se agolpan alrededor de un contador de historias. Para muchos podrá parecer una mera atracción, para otros una forma de robarte, pero sin llegar a entender lo que dicen, te sientes atraído por la “historia” y su forma de contarla.

Sigue leyendo